Forjar la opinión

Estándar

En ocasiones, entablando una lucha dialéctica sobre cualquier tema, cuando he tenido acorralado al rival y éste se ha quedado sin razones para replicar, responde: bueno, esta es mi opinión y tú debes respetarla. Parece que con tal respuesta la conversación debe terminar ahí. Se ha apelado a la libertad de pensamiento: yo opino como me da la gana e incluso tengo derecho a defender algo aunque esté equivocado. Mal, terriblemente, mal. Solemos entender que un Estado de Derecho en el que prima la libertad, todas las opiniones que no socavan la libertad de terceros son igualmente respetables. Mal, terriblemente, mal.

Si todas las opiniones son igualmente respetables, la opinión de alguien que lleva años estudiando un tema, que es un experto reputado y que opina desde un conocimiento profundo de una cuestión, es equivalente a la primera ocurrencia que a cualquiera de nosotros nos apetezca decir en un momento dado. Esto banaliza el conocimiento. Si todo vale y es equiparable, nada vale. Por eso creo que es fundamental educar para forjar opiniones. Los alumnos deben darse cuenta que antes de hablar hay que saber, que antes de opinar de cualquier tema es necesario haberlo estudiado bien, que las opiniones no son gratuitas, sino que han de venir después de un esfuerzo previo. Enseñar a pensar es precisamente eso. Defender una opinión es tener una batería de argumentos sólidos que la respalden, y esos argumentos hay que construirlos mediante el estudio. No queda otra.  

Y no, todas las opiniones no son respetables, lo que son respetables son las personas. Yo puedo decirte que tu opinión es equivocada, que tu idea es mala y, aún así, no estaré faltándote al respeto. Te faltaré al respeto si digo que tú eres estúpido, si arremeto contra tu persona, pero no si lo hago contra tus ideas. Esto tiene que quedar muy claro.

Educar para forjar opiniones es lo que hacemos en las asignaturas que impartimos los filósofos, y es muy importante que sigamos haciéndolo. Tome nota el ministro Wert cuando quita horas, seguramente sin una opinión bien forjada, a la filosofía en su nueva ley educativa. 

Anuncios

»

  1. Ya, pero también nos damos cuenta de que los demás hablan sin saber. Entonces, todo se convierte en una batalla para ver quién gana por el puro placer de derrotar al otro.

  2. Supongamos que existen dos teorías incompatibles sobre un mismo asunto.

    Dos personas expresan alternativamente sus creencias incompatibles. ¿qué significa respetar a tu interlocutor?

    Yo creía como tú que el respeto a la persona significa, por ejemplo, no decirle que es estúpido por creer lo que cree, dado que es evidente lo erróneo de su posición.

    Y también creía que sí se podía decir que la idea era una estupidez, sin por ello faltarle al respeto.

    Con el tiempo llegué a esta nueva conclusión: Afirmar que es una estupidez lo que alguien dice, es llamarle estúpido, porque solo un estúpido puede decir estupideces y no darse cuenta.

    Entonces, la solución que yo he encontrado es expresar mi opinión de la forma más clara y convincente posible y en la medida en que observo que mi interlocutor es impermeable a mis argumentos, doy por terminada la conversación con un comentario del tipo: “bueno, está claro que tenemos opiniones diferentes sobre este tema, y eso, lejos de ser un inconveniente, es una oportunidad para reconsiderar las mías a partir de tus originales planteamientos.

    Y eso es la técnica que mejor resultado me da si quiero conservar las amistades y no enfadarme cada vez que oigo una estupidez, cosa que ocurre con irritante frecuencia.

    Saludos.

  3. Educar para ”forjar una opinión” es equivalente a indoctrinamiento. Las Instituciones ”Educativas” no deben educar, deben instruir. En mi opinión lo demás es propaganda de cualquier especie.

    Por otro lado las opiniones de por sí no están en pie de igualdad, efectivamente. Yo no creo en la igualdad de prácticamente nada, pero desgraciadamente es la religión dominante. Eso de que la religión está decayendo es un mito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s